Quiénes somos

Érase una vez una pérdida de móvil que lo cambió todo…

Un 24 de diciembre Jessica cogió un taxi para ir a casa de su amiga a celebrar Nochebuena. Y ¡Sorpresa! Al llegar y querer escribirle a su familia no aparece el móvil ¡Menudo disgusto!

Llama a la central de taxis y le informan que el conductor no lo ha encontrado…

Por suerte, días antes se le ha ocurrido poner una pegatina detrás de la carcasa del teléfono con su segundo número de móvil, por si un día de esos de mala pata llegara a perderlo.

El mismo 6 de enero, como por arte de magia de los Reyes Magos, llama una señora muy gentil.

¡Wow! No lo podía creer ¿Qué había pasado? ¡Bingo! El plan había funcionado. La señora le quitó la funda protectora al móvil y llamó al número que estaba escrito en la pegatina

¡Únete a Regrésame y haz realidad el reencuentro con lo tuyo!